Cada vez que se hace algún trabajo donde se deben unir algunas piezas se utilizan los tornillos y las tuercas, en ocasiones entre estos se introducen las arandelas, para ayudar a que se ajuste más la pieza, evitar el roce entre las partes o calibrar partes especiales en algunos aparatos tales como motores de vehículos, rodamientos, cigüeñales o equipos de precisión. Las arandelas son unos anillos que se introducen entre el tornillo y la tuerca, por lo general son metálicas y tienen diferentes diámetros, dependiendo del tornillo al que se ajusten e igualmente cada una de ellas según su tipo y resistencia tiene diferentes funciones. La función de las arandelas depende del tipo de estas que se utilice: Las arandelas más sencillas se utilizan generalmente para distribución de carga; las arandelas Grower impiden que se aflojen las tuercas por vibración y las arandelas dentadas que se utiliza para seguridad por rozamiento, ya que se agarran a la superficie de contacto e impiden que haya giro. Hay otros tipos de arandelas que se usan específicamente para unir partes de vehículos que son de aislamiento y las arandelas de precisión calibradas para ajuste o reglaje DIN 988. La función de las arandelas de ajuste o reglaje es reducir el juego axial existente.