Vamos saliendo mi hija y yo y queremos disfrutar de un día de compras en San Sebastián, no hay momentos más lindos que cuando estamos juntas, eligiendo los atuendos que usaremos en cada temporada y visitando todas las tiendas de ropa y accesorios para ver que nos queda mejor. Simplemente salimos en el coche lo dejamos en un Parking en Donosti y luego nos vamos a caminar buscando lo más nuevo y especial. Siempre hemos compartido esos momentos madre-hija que forman lazos indestructibles y aunque ya es una joven mujer, casada y con hijos siempre que va a cambiar la estación, me busca en su coche y pasamos un día muy divertido, relajante e inolvidable. Es lindo salir con mi hija y sé que en algún momento ella hará lo mismo con su hija, cuando la pequeña tenga la edad suficiente para acompañarla, espero que seamos tres en ese momento.